EL VIAJE DEL EMPRENDIMIENTO

Emprender es similar a viajar sin rumbo fijo en la gran mayoría de los casos. El destino se suele establecer de forma clara a priori, pero a medida que se avanza, multitud de aspectos, caminos a seguir y paradas que hacer, nos van desviando de la ruta trazada inicialmente.

Los senderos imprevistos, nos hacen reconsiderar el viaje en múltiples ocasiones y esto debe aceptar como algo normal y flexible en todo proyecto que se desea realizar; sobre todo porque en este trayecto nunca se viaja solo. Hasta los ermitaños son visitados por inesperados visitantes que se muestran interesados, el mero contacto con otras personas y con el propio entorno que nos acoge, aportan siempre puntos de vista que antes no se tenían en mente. No es lo mismo pensar de día que de noche. No es igual reconsiderar en soledad que con compañía.

Normalmente un proyecto requiere de uno mismo y de un equipo de colaboradores que van sumando aspectos que enriquecen el proyecto. Hasta los hallazgos negativos son positivos porque nos hacen ver que por ese camino no se puede transitar.

Todo cuenta, el entorno y las personas se van mezclando con las ideas a lo largo del tiempo y los cambios de rumbo suponen descubrir nuevas rutas que nos llevarán más lejos y con mayor seguridad. Si somos osados y evolutivos, el trayecto se convierte en un viaje de vida, un avanzar que no se acaba nunca, porque cada paso en cada día se vuelve diferente y el viaje se convierte en cierto modo en el propio desarrollo y desenlace de la idea.

Hay muchos aspectos a considerar cuando se viaja, pero el principal es el mantenerse siempre en forma, ejercitarse siempre con ánimo de avanzar lo mejor posible, de seguir, aunque en ocasiones nos sintamos exhaustos. Habrá momentos de descanso, por supuesto, y momentos en los que nos veremos forzados a frenar por encontrarnos en un callejón sin salida, pero siempre hay que levantarse e incluso saltar de un camino a otro para tratar de proseguir con la misma ilusión y empuje que cuando nos planteamos iniciar la aventura de emprender. Esto requiere un análisis constante de nuestra trayectoria y el adecuar las nuevas circunstancias a la idea original.

Por otro lado, abrirse al exterior es fundamental, es como buscar campo abierto por donde proseguir con todo a la vista. A veces se tiende a cerrarse uno mismo creyéndose autosuficiente, se cree que somos capaces de lograrlo todo en solitario, pero esto sucede en muy pocas ocasiones. Emprender uno solo es un espejismo, dado que hagamos lo que hagamos, siempre habrá que contar con la opinión y valoración externa de quienes verán, valorarán e incluso adquirirán nuestra idea como la suya propia, formando parte incluso de la fase final de la posible comercialización de la misma.

Cuando viajamos emprendiendo, nunca se está solo, por lo que la mejor opción es partir desde el comienzo con todo el equipaje y equipo adecuados, tanto elementos de consulta como personas a las que consultar. El trayecto emprendedor se hace más agradable y se llega mejor y más lejos cuando no se hace desde la soledad.

  1. Patricia Responder

    Muchas gracias Victoria, me enamoran tus palabras, me identifico y reafirmó en el sentido que forman tan bello mensaje, quien se atreve a emprender el viaje que mencionas nunca vuelve a ser la misma persona. Pero lo mejor es las personas que te acompañan para paliar esa soledad, las que están ahí y hacen de ese viaje algo mas ameno, personas que como tu, valen mucho la pena, y hacen que el viaje sea una gran experiencia y un gran aprendizaje. Gracias por tu aportación y bienvenida a la asociación.

  2. Alvaro Responder

    Sabias palabras Victoria, sin duda son un reflejo del momento en que vivimos, tiempos de cambio y constante búsqueda de sentido . Desde la Asociación queremos ese enfoque realista y también comprometido con los demás, estar acompañados en el camino que supone emprender, estar rodeados de personas como tu, responsables y entregadas al bien común. En una suerte tenerte en este equipo. Gracias !

Deja un comentario

*

captcha *

Uso de cookies

En cumplimiento con Ley 34/2002, de servicios de la sociedad de la información recordarte que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookiespolítica de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies